Hay tres componentes fundamentales para cualquier sistema de protección contra huracanes:

  1. El propio sistema (malla, aluminio, policarbonato, etc.),
  2. Los elementos de refuerzo con los que se arman estos diferentes sistemas (refuerzos de cinturones en el caso de las mallas, el numero de hiladas de costuras, el tipo y calibre de hilo), carretillas de plastico, aluminio o acero, si son de acero galvanizado o inoxidable, rieles, elementos de retención, baleros, bujes, cerraduras standard o de seguridad, etc. En el caso de las persianas si las quieren manuales o motorizadas, si son manuales usar resortes de reducción para aligerar el peso de operacion para que no cueste mucho trabajo subirlas. En el caso de motorizadas si quieren que se operen con una botonera junto a cada persiana o con control remoto. Si quieren que tengan una interfaz con una centralita para poderlas operar desde tu movil o tablet remotamente, etc….
  3. El tipo de anclajes que se usen para fijar los sistemas (de plomo, de acero galvanizado, de acero inoxidable, de plastico y el grosor y calibre de estos componentes. El numero de anclajes que se utilicen y la distancia que se coloquen uno de otro.

Hay clientes que les interesa únicamente pasar el requisito para poder asegurar sus propiedades y lo mínimo que solicitan algunas aseguradoras es que soporten hasta 200 km/ra que es lo que marca la norma Mexicana. (200 km/hra son Huracanes categoría 2).

Sabemos que parece muy sencillo proteger una propiedad contra huracanes  pero los tiraderos de basura después de una tormenta tienen toneladas de anticiclonicas que por poner “lo mismo que tu pero mas barato” no les funcionaron, se arrancaron, se rompieron y salieron volando, causando daños importamtes.

No podemos pretender conducir un Audi pagando lo que cuesta un Tsuru…

Envíanos un mensaje

8 + 15 =

Visítanos

Av. Bonampak, Coorp. Malecón Américas, piso 5, suite 500. Cancún, Q. Roo, México. C.P. 77500

ABRIR EN GOOGLE MAPS