A pesar de amar a sus mascotas, a muchas personas simplemente se les olvida la cuestión de qué hacer con ellos en caso de un huracán, hasta el último momento. El no tomar precauciones puede poner su vida en gran peligro.

Es importante tener un plan para tus animales domésticos, y aquí te ayudamos con las consideraciones fundamentales.

Antes que nada, recuerda que con la excepción de perros guías, NO se permiten animales domésticos en los centros de evacuación o refugios. Hay que organizar otra solución.

  • Regla #1: Si tu te vas, también se va tu mascota. No la dejes sola en la casa, creyendo que sobrevivirá gracias a sus instintos. Si las condiciones no son seguras para ti, tampoco lo son para tus mascotas.
  • Si vives en una zona de evacuación, ubica un lugar seguro para tus mascotas ahora, antes de que empiece la temporada de huracanes.
  • Comunícate con las clínicas veterinarias o refugios de animales y pregunta si ellos cuidan animales durante un huracán.
  • Otra opción, busca ayuda de amigos, parientes o compañeros de trabajo que vivan en una zona que esté fuera de peligro.
  • Asegúrate de que tu mascota tenga siempre una plaquita de identificación con su nombre y tus números telefónicos (hogar y celular). Durante el huracán, es buena idea agregar otro tag con el teléfono de un amigo o familiar, en caso que tu pierdas conexión.
  • Cada año, antes de la temporada de huracanes, verifica si tu mascota necesita ser vacunada y mantén copias de los certificados de vacuna.
  • Incluye fotos de tu mascota entre los documentos importantes de la familia que llevas en tu Kit de Emergencia. Te servirán si se extravía tu mascota y tienes que solicitar ayuda en buscar y recuperarlo. También lleva contigo su historial de vacunas.
  • No olvida los medicamentos de tu mascota, si es que los utiliza.
  • Si planeas permanecer en casa durante un huracán, mantén suficiente comida, agua y medicamentos para tus mascotas para por lo menos dos semanas.
  • No des un tranquilizante a tus mascotas durante una tormenta, ya que ellos necesitan estar alerta. Un animal doméstico es resistente y tiene buenos instintos de supervivencia.
  • Si estás en tu casa con tus mascotas, mantenlos contigo (en su jaula o con correa), y no les dejes mover por la casa solos. Si estás obligado a evacuar el hogar de urgencia, no debes estar perdiendo tiempo buscando una mascota escondida.
  • Después del huracán, acuérdate que sucesos de emergencia pueden afectar tu mascota psicológicamente. Los perros en particular pueden volverse agresivos o defensivos durante unos días.

Consejo clave:

El lugar más seguro de estar durante e inmediatamente después de un huracán es … ¡lo más lejos de ello posible! Si tienes un buen sistema de protección contra huracanes, puedes quedarte con toda seguridad dentro de tu casa durante el ciclón. Pero ten en cuenta que después de un fuerte huracán puedes quedarte varios días sin luz, servicio de agua o drenaje. Suele ser muy desagradable e incómodo.

Lo ideal es dejar tu casa completamente protegida y cerrada, subir a tu familia y mascotas al auto, y alejarse de la zona de peligro. Pueden pasar unos días en hotel (averigua si aceptan mascotas), o bien hospedarse con amigos o familiares en una zona más segura. A pesar de seguir dentro de la zona de lluvias, estarán más seguros y cómodos que estar en el ojo del huracán. Eso sí, asegura que te estás dando suficiente tiempo para hacer el viaje y que no te estás moviendo hacía una zona donde el huracán podría desviarse.

Envíanos un mensaje

2 + 4 =

Visítanos

Av. Bonampak, Coorp. Malecón Américas, piso 5, suite 500. Cancún, Q. Roo, México. C.P. 77500

ABRIR EN GOOGLE MAPS