Los placeres de tener un barco conllevan responsabilidad adicional durante la temporada de huracanes.

Además de proteger tu casa con un sistema de protección contra huracanes, es importante que tomes medidas para proteger a tu barco.

Si tu bote no está preparado para una tormenta, no sobrevivirá y puede además causar daños a la propiedad de los demás.

Como preparar tu barco para un huracán:

  • Si vives la mayor parte del tiempo en otro lugar, o no usas tu bote durante la temporada de huracanes, llévalo en una marina seca.
  • Si tienes tu bote sobre un remolque, guárdalo en un depósito o garaje durante la tormenta. Algunos propietarios de bodegas están dispuestos rentar espacios durante 3 a 5 días.
  • Si planeas mantener tu bote en el agua, revisa su condición detalladamente cada año.
  • Mantén las baterías plenamente cargadas y ten a bordo equipo para combatir incendios y chalecos salvavidas suficientes y adecuados.
  • Revisa el sello de agua y verifica que no haya ninguna entrada de agua.
  • Prueba los herrajes de cubierta para ver que sean estructuralmente sólidos y puedan sostener el bote durante una tormenta.
  • Haz un inventario de todo el equipo del bote, manteniendo una copia a bordo y otra con tu equipo para huracán.
  • Haz un recorrido de prueba a un refugio seguro, revisando las condiciones de la ruta y el tiempo del recorrido.
  • Prepárate para mover tu bote rápidamente. Capitanía de puerto informará cuando se cierra la navegación a embarcaciones.
  • Una vez que tu bote esté en refugio seguro, pon el doble de los amarres acostumbrados, utilizando distintos puntos de amarre.
  • Coordina planes con propietarios de botes cercanos para reducir el riesgo de daño a todos los botes.
  • Si tienes que dejar tu barco sobre remolque, busca un lugar cerca de un edificio, y alejado de arboles y postes. Amarra el barco al remolque, coloca el remolque sobre bloques y desinfla las llantas. Amarra el remolque a anclas seguras en el piso.
  • Asegura tapas y cubiertos con cinta.

NUNCA pases un huracán estando dentro de tu barco. Es uno de los lugares más peligrosos, debido al viento, lluvia y fuertes oleadas.

CONSEJO CLAVE:

Si no tienes acceso a una marina seca o bodega, la solución más sencilla puede ser conectar el remolque a tu vehículo y alejarte de la zona del esperado impacto del huracán. Asegura que te estés dando suficiente tiempo y que no te estés moviendo hacía una zona donde el huracán podría desviarse. Si tu casa está segura con un sistema de protección profesional, puedes dejarla unos días con tranquilidad y alejar a tu barco, familia y mascotas de la tormenta.

En todo caso, no se te olvide tu kit de emergencia (Ver artículo: ¿Cómo preparar un kit de emergencia para huracán?

Envíanos un mensaje

14 + 2 =

Visítanos

Av. Bonampak, Coorp. Malecón Américas, piso 5, suite 500. Cancún, Q. Roo, México. C.P. 77500

ABRIR EN GOOGLE MAPS